Hielo Inflamable: Una Fuente De Energía Novedosa Y Amigable Con El Medioambiente

Hielo Inflamable: Una Fuente De Energía Novedosa Y Amigable Con El Medioambiente

El Hielo Inflamable se trata de un muy importante hallazgo, ya que es una sustancia que fue encontrada en grandes cantidades, en las profundidades del mar situado alrededor de Japón, hace pocos años. El hielo combustible, como también se le conoce, no es más que una composición de hielo y gas, que contiene moléculas de metano debido a la descomposición de la materia orgánica, por lo que si se saca este hielo a la superficie y se enciende un fósforo cerca, no solo no se derrite, sino que se prende fuego. Por eso, de esta forma, este tipo de hielo podría utilizarse como combustible en el futuro cercano.
Oficialmente conocido como hidrato de metano por la química, se forma a temperaturas muy bajas, en condiciones de presión elevadas. Los hidratos de metano fueron descubiertos originariamente en el norte de Rusia en los años 60, pero no fue sino hasta 10 o 15 años más tarde, que se empezó a investigar cómo extraer el gas de los sedimentos marinos por la ciencia. Pueden encontrarse en sedimentos bajo el lecho marino, así como también bajo tierra. A pesar de su temperatura gélida, estos hidratos son inflamables. Si le acercas un encendedor, el gas encapsulado dentro del hielo hará que se forme una llama. Por esta razón también se lo llama hielo de fuego.
Cuando se reduce la presión o se eleva la temperatura, los hidratos se descomponen en agua y una gran cantidad de metano. Así, un metro cúbico de esta sustancia libera cerca de 160 metros cúbicos de gas. Esto quiere decir que es un combustible de gran intensidad energética.

Así que parece que, el fin del petróleo es una realidad cada vez más cercana, los especialistas advierten que este dejará de existir en unos 30 años. Lo que implica una noticia ciertamente alarmante al tratarse de una de las principales fuente de energía, seguida del gas natural y el carbón. Por este motivo, los investigadores se han puesto manos a la obra en la búsqueda de nuevos recursos energéticos, con el fin de estar prevenidos en el caso de que algunos de estos comiencen a escasear y ahí es cuando entra en acción esta novedosa fuente de energía; el hielo inflamable.

Pero la extracción de esta sustancia conlleva una gran dificultad, ya que los hidratos de metano se encuentran a una profundidad de 500 metros aproximadamente, donde la temperatura es muy baja y la presión muy elevada, por lo que extraerlo en estas condiciones conlleva que, el hielo se pueda descomponer antes de que se pueda aprovechar el metano. Por este motivo, algunos gobiernos, especialmente el gobierno japonés han financiado un programa de investigación para poder explorarlo y planean comenzarlo entre 2023 y 2027. Pero, además de encontrar este mineral en los lechos de las profundidades marinas, hay otros lugares de depósito de metano que está llamando la atención de muchos investigadores, y se trata de depósitos menos profundos, como es el caso del permafrost, la capa de roca congelada que cubre el suelo de las regiones polares o que está presente en Rusia.

Como se mencionó anteriormente, Japón es de los países más avanzados en esta materia, ya que existe un programa de investigación financiado por el gobierno japonés, y desde 2013, este equipo que lidera Koji Yamamoto, director general del grupo de investigación y desarrollo de hidratos de metano en Japan Oil, Gas and Metals National Corporation, y uno de los principales investigadores en el programa del gobierno de Japón, busca posibles manchas de hidratos de metano por todo el país asiático y su lecho marino. El equipo logró producir gas a partir de las reservas de hidrato de metano al perforar un pozo en el lecho marino en la fosa de Nankai, en la costa este de la isla principal de Japón. Al reducir la presión sobre las reservas, pudieron liberar y recolectar el gas. La prueba duró seis días, hasta que la arena entró en el pozo y bloqueó el suministro.
Una segunda prueba, en 2017, se realizó en el mismo lugar. Esta vez los investigadores utilizaron dos pozos de prueba. El primero en enfrentó al mismo problema: se bloqueó con arena después de varios días. Pero el segundo pozo estuvo 24 días sin problemas técnicos, dice Yamamoto. A pesar de que los ensayos se hicieron por un corto tiempo, mostraron que hay una posibilidad de que Japón tenga recursos naturales utilizables basados en carbono.

Pero hasta ahora, la producción a largo plazo de hidratos de metano no se realizó en ningún lugar, ni en tierra ni bajo el mar. Dada la dificultad de recuperar el gas de las reservas de hidrato de metano y las preocupaciones en torno a la extracción, el riesgo es alto para que una nación invierta mucho en esta tecnología. Como recurso económico, es fácil ver el atractivo del hidrato de metano. Pero es solo otra fuente de gas natural y su combustión contribuiría al cambio climático. En este contexto, los hidratos de metano, si van a desempeñar un papel en el futuro energético de Japón, probablemente se utilicen como combustible puente, en la transición hacia las energías renovables.
Incluso como combustible de transición, los hidratos de metano podrían ser muy importantes, ya que si un país pudiera producir metano de manera eficiente a partir de depósitos, podría abrir un nuevo reino en los combustibles de puente hacia otro futuro energético".

Para finalizar, la función útil que puede desempeñar en el futuro esta fuente de energía depende de la rapidez con la que se pueda acceder y producir el hidrato de metano a escala comercial. El gobierno japonés espera comenzar proyectos comerciales que exploren el hidrato de metano entre 2023 y 2027, según su último Plan Estratégico de Energía. El momento decisivo será cuando una prueba de producción a largo plazo pueda sostenerse sin problemas técnicos o restricciones presupuestarias y poder soñar con alguna vez reemplazar al combustible naftero como fuente de energía, que tanta contaminación produce en nuestro medio ambiente.
Pero es importante aclarar que, cualquier empresa de explotación debe encararse con un cuidado extremo, para evitar daños al medioambiente, ya que el peligro potencial es que el metano se escape, y eso podría tener consecuencias graves para el calentamiento global, ya que se trata de un gas con un impacto potencial sobre el cambio climático mucho más elevado que el dióxido de carbono. El truco está en extraerlo sin dejar que se escurra.
Pero pese a éstos riesgos, el “Hielo Inflamable” representa una alternativa ambientalmente amigable que puede ayudar potencialmente en la lucha contra las emisiones de carbono y a bajar los niveles de contaminación.

Kevin Marcos Agüi Manera, Voluntario Virtual Club de Leones Nómadas

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.