Tipos de diabetes y Alimentación

Tipos de diabetes y Alimentación

Existen diferencias muy destacadas entre los dos tipos de diabetes. El tipo 2 suele aparecer en personas mayores de 45 años de edad (aunque también puede aparecer en jóvenes, debido a factores como el sobrepeso y la obesidad).


El tipo 1 suele presentarse antes de los 30 años, ya que es una enfermedad autoinmune que ataca las células que producen insulina. Por lo tanto, los pacientes con Diabetes tipo 1 necesitan la insulina para sobrevivir.
El tipo 1 se caracteriza porque no hay ninguna respuesta o resistencia a la insulina. Esta carencia puede tener un origen genético o puede ser una respuesta inflamatoria del organismo contra las células productoras de insulina.
La Diabetes tipo 2 se produce porque el hígado o los músculos no responden bien

El tipo 1 y 2 de diabetes son diabetes completamente diferentes. El tipo 1, tal como su nombre sugiere, es una enfermedad autoinmune. Si tienes diabetes tipo 1, tu cuerpo está rechazando uno o más de sus propios órganos vitales: tu páncreas. El páncreas produce insulina para que el cuerpo transforme la glucosa en energía. Si no hay insulina, la glucosa no puede convertirse en energía, por lo que se acumula en la sangre.
El tipo 2 de diabetes no es autoinmune. En este caso, el páncreas simplemente no produce suficiente insulina para que tu cuerpo pueda obtener la energía que necesita de la glucosa. La diferencia entre los dos tipos de diabetes es muy importante ya que el tratamiento es completamente distinto y requiere diferentes acciones para prevenir.

¿Qué alimentos puede comer una persona con diabetes?

Los alimentos saludables para la diabetes son el atún, el pollo y el pescado en general, los frijoles, las frutas y los vegetales en general, las semillas como sésamo o linaza, los granos enteros como el trigo entero y el arroz integral, las nueces como almendras o avellanas.

¿Cuáles son los alimentos que no deben comerse?

El azúcar refinada y los zumos de fruta cítricos. También hay que evitar la harina blanca, la leche entera y la grasa animal.

No existe una dieta que pueda mantener a cualquier persona en cualquier estado de salud. La dieta para diabético, en particular, no se puede aplicar genéricamente a todos los pacientes con diabetes. Está basada en la ingesta de ciertos alimentos y vitaminas que son especialmente útiles y beneficiosos para las personas con diabetes.


Este tipo de dieta puede ayudar a disminuir la cantidad de medicamentos o la frecuencia de las tomas de insulina, así como reducir el riesgo de complicaciones mayores como el escorbuto y la nefropatía diabética.
Una dieta para personas con diabetes puede variar considerablemente, dependiendo del tratamiento que se recomienda y los objetivos individuales del paciente. 

Diabetes es una enfermedad que se caracteriza por tener niveles altos o bajos de azúcar en la sangre. La diabetes no es algo que pueda evitarse completamente, pero sí se puede controlar y hacer que no afecte tu vida.
La diabetes existen dos tipos: la tipo 1 y la tipo 2. La primera se produce cuando el cuerpo no produce insulina. La segunda se da cuando el cuerpo no responde adecuadamente a la insulina.

{formbuilder:57343}

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.